Buscar este blog

miércoles, 8 de agosto de 2012

Cuarta etapa: Liverpool - Edinburgh - 350 kms

Salimos a desayunar algo fuera del hotel para ver un poco de Liverpool y nos encontramos que llovía a mares.... así que nos hemos ido a uno de los Starbucks locales (Costa Coffe) a desayunar el consabido tazón de café con leche con pastas..... hemos ido a dar una vuelta bajo la lluvia y lo más remarcable ha sido la fachada del Hotel "A hard day's night", con las estatuas de los Beatles en las esquinas.... Salimos del hotel después de cargar la moto y pasamos por el Albert Dock, especie de Maremagnum de Liverpool y enfilamos camino al norte... Al inicio decidimos ir por carretera en vez de autopista, pero cuando llevábamos 40 rotondas con semáforo en 50 Kms y más de una hora para hacerlo, sin ningún aliciente paisajístico, decidimos tomar la autopista hasta llegar a Carslile, muy cerquita ya de Escocia... allí tomamos la carretera A7, que nos llevaba a través de Escocia del Sur hasta Edimburgo.... Una pasada de carretera, atravesando valles y subiendo y bajando verdes colinas llenas de ovejas.... ya entendemos la popularidad de los tejidos de lana por estas latitudes..... pasamos tres o cuatro pueblos muy pintorescos, en uno de los cuales paramos a comer nuestro acostumbrado menú de Fish & Chips.... y seguimos vía a Edimburgo, llegando temprano para poder dar un paseo por la ciudad, efervescente de gente debido al Fringe Festival que, para los que no lo sabéis, es el Festival de Teatro más importante del mundo, que se celebra durante todo el Agosto y que tiene más de 2.000 funciones, muchas de ellas en la calle.... Llegamos a nuestro hotel, que por suerte quedaba muy céntrico, así que teníamos un buen centro de operaciones para atacar lo mejor de la ciudad: Pricess Street, la Royal Mile, el Castillo.... la ciudad es una de las ciudades más bonitas del mundo (a mi humilde parecer) y, además, hemos paseado rodeados de muchísima gente y un montón de performances callejeros que le daban una alegría especial al ambiente.... Ha valido la pena venir hasta aquí... Después del paseo, paramos a cenar en un Tailandés, no tan bueno como los de Zurich, pero algo es algo.... y a descansar para empezar el verdadero viaje: las HighLands escocesas...
Liverpool bajo la lluvia

La Royal Mile de Edimburgo

Una de las muchas actuaciones callejeras que vimos (Royal Mile)

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Os falto la foto cruzando Abbey Road... imperdonable.

    ResponderEliminar